¿De qué color puedo pintar la casa según la psicología de los colores?

Tomar la decisión para escoger el color ideal y decorar los ambientes de la casa es importante por la cantidad de sensaciones que pueden generar y por eso hay que saber aprovecharlos.

La psicología de los colores es un campo de estudio donde el objetivo es analizar la percepción de los colores y las emociones que estos pueden causar. Por eso es importante conocer dicha psicología para poder saber cuáles son los colores que pueden relajar, cuáles transmiten energía y cuáles pueden ser incómodos o irritantes. Cada uno de los colores tiene la capacidad de influir en las emociones y estado mental de las personas.

Ciertamente la percepción es subjetiva, es decir, cada persona va a recibir un mensaje diferente según cada color. Además en cada cultura la connotación de los colores puede variar pero existen unos conceptos generales que son aceptados. Por ejemplo:

·         Lila: Este color está asociado con la intimidad y a la espiritualidad, teología, magia y esoterismo. Trasmite tranquilidad gracias a que está vinculada con la intimidad. Es un color ideal para colocarlo en los lugares donde se quiera estar en completa relajación. Por ejemplo: en las habitaciones ya sean para adultos, niños o jóvenes.

·         Rosa: Este color representa la ternura, dulzura y suavidad. Se pude adaptar fácilmente para cualquier espacio de la casa, ya que posee una gran variedad de tonos, pero se recomienda colocarlo en las habitaciones por su suavidad y tranquilidad.

·         Verde: Transmite esperanza y hace referencia a la naturaleza, a la salud y  la vida. Es un color equilibrado y por lo tanto es ideal para la sala, cocina o entradas de la casa.

·         Naranja: El naranja es un color que aporta energía y calidez. Por este motivo puede servir para comedores y cocinas o sitios donde haya mucha luz, ya que después puede generar una sensación de agobio en vez de calidez.

·         Amarillo: Es un color que genera vitalidad. Es refrescante y refleja la luz y el color del sol. También funciona para el sistema nervioso, por lo que se puede utilizar en los dormitorios de la casa.

·         Rojo: Para la psicología de color, el rojo es símbolo de la pasión. Existen variedad de este color ya que según su intensidad varía. Los tonos no muy llamativos, esos que son cercanos al granate, son recomendables para las habitaciones, pero no para pintar las paredes completas sino para colocar detalles con este color.

·         Azul: Representa a la armonía y la felicidad. Como es un color frío es ideal para los baños y cocina.

·         Blanco: Es un color puro y por lo tanto se recomienda para cualquier lugar de la casa.

·         Negro: No se recomienda para toda la casa, solo para combinarlo con el blanco y dar un toque de elegancia.

·         Gris: Es neutro y aporta equilibrio. Funciona para oficinas o salones.

·         Marrón: Es un color acogedor y transmite tranquilidad. Es ideal para bibliotecas o espacios de lectura dentro de la casa.

¿Disfrutó de este artículo? Manténgase informado suscribiéndose a nuestro boletín de noticias!

Comentarios
Debe iniciar sesión para publicar un comentario.
Artículos relacionados
Acerca de Autor