Cómo practicar el snorkel

El Snorkel es uno de los deportes acuáticos de mayor relevancia en los últimos años. Esta práctica de buzo a ras de agua implica que uses una variedad de equipos –sencillos de adquirir- para practicarlo. Lo más relevante de esta práctica es que te brinda la posibilidad de observar la vida submarina a través de un entorno natural, siendo que, en este caso, no requieras de un complicado equipo. Por tal motivo, este deporte es considerado una actividad de ocio por encima de un deporte.

Como se comentó desde un principio, el equipo necesario para hacer snorkel es muy fácil de adquirir, únicamente necesitarás del tubo -conocido como snorkel- y la máscara. Referente a la máscara, es fundamental que te la coloques bien para evitar que te entre el agua, siendo relevante que te retires el pelo de la cara para asegurar que entre la máscara y la piel no quede ningún pelo, cerciorándote de una estanqueidad adecuada. Existen diversos tipos de máscaras en el mercado, lo fundamental es que la escogida tenga un ámbito de visión muy amplio.

Relacionado al tubo, se recomienda que compres uno de excelente calidad, siendo fundamental que compres uno con la boquilla de silicona, ya que se ajustará de mejor manera a tu boca. Asimismo, puedes usar otros complementos, como las aletas, que te permitirán moverte a más velocidad empleando un esfuerzo mucho menor. A pesar de no ser necesarias, son un complemento de gran viabilidad.

Al practicar snorkel, se recomienda que practiques la respiración antes de introducirte en el agua. Debes de hacer respiraciones profundas por la boca. Enfócate en hacer respiraciones profundas y lentas.

De entrar agua por el tubo, tienes 2 maneras de sacarla, la principal consiste en exhalar muy fuerte aire por la boca, y la segunda en sumergirnos enteramente en el agua, inclinando la cabeza hacía atrás para colocar el tubo de forma horizontal y poder exhalar el aire.

En caso de entrar agua en la máscara, y encontrarte en la superficie, lo imprescindible es que la levantes ligeramente desde el ámbito inferior y dejes que el agua salga.

Si eres novato y planeas entrar en el agua, lo ideal es que lo hagas despacio, bajando por la escalera de la barca, y, en caso de que entres desde la costa -y llevas las aletas- es más sencillo que lo hagas de espalda.

El snorkel es una actividad excepcional, muy fácil de hacer y que nos permite disfrutar el ámbito marino, pero recuerda que, como cualquier actividad efectuada en el mar, es importante que seas precavido y no confíes demasiado en el proceso autodidacta. Deberás de acudir a alguna clase donde los profesionales te indiquen la posibilidad de aprender nuevas técnicas.

Asimismo, esperamos que la información provista en este artículo sea de total interés para el futuro practicante de la actividad deportiva. Lo imprescindible para su correspondiente realización ya ha sido planteado, además de las recomendaciones para que el proceso pueda ser completamente eficaz, evitando en lo que se tornarían los posibles riesgos.

¿Disfrutó de este artículo? Manténgase informado suscribiéndose a nuestro boletín de noticias!

Comentarios
Debe iniciar sesión para publicar un comentario.
Artículos relacionados
Acerca de Autor